SIMULACRO por escape de amoniaco en la empresa FRIPOZO, Las Torres de Cotillas

El Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento, y por tanto el Gobierno Regional, y el Ayuntamiento de la Torres de Cotillas, junto con una de las empresas punteras de nuestra Región, FRIPOZO, han llevado a cabo un simulacro que tiene como objetivo mostrar el compromiso de esta empresa con la seguridad y la protección de todos sus trabajadores y de sus vecinos.

Todo el mundo tiene que saber que gracias a este simulacro es mucho más difícil que se produzca un accidente en FRIPOZO, y en el caso de que llegara a producirse, esta empresa está mucho mejor preparada para hacerle frente. Hay que felicitar y agradecer a FRIPOZO, así como a todas las empresas que llevan a cabo este tipo de ejercicios, su predisposición a colaborar con los servicios de emergencias de su municipio y de su comunidad.

La realización de estos simulacros, en estrecha colaboración con las empresas de nuestra Región, es fundamental por diversas razones:

• Los bomberos de nuestra Región están entre los mejores preparados de nuestro país. Por una razón evidente: han intervenido en algunas de las situaciones más difíciles y las han resuelto con gran efectividad y solvencia. Son un pilar fundamental de nuestra seguridad.

• Precisamente, porque han intervenido en algunas de las situaciones más difíciles, nuestros bomberos conocen la importancia de entrenar y formarse constantemente, porque las emergencias nunca avisan. Solo hay una forma de que una emergencia no nos pille nunca por sorpresa. Estar siempre preparados. Nuestro gobierno lo sabe. Por eso en el Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento de la Comunidad invertimos este año 280.000 euros en formación, además de llevar a cabo los ejercicios de entrenamiento y simulacros más avanzados.

• Los simulacros nos acercan al peligro. Nos permiten conocerlo. Nos permiten analizar y observar cuándo y cómo podría presentarse ese peligro. Conocer bien las situaciones de riesgo es la mejor manera de evitarlas y de garantizar la seguridad. Nuestro gobierno lo sabe. Por eso hemos organizado recientemente el mayor simulacro de la historia de España. Por eso organizamos simulacros como el que tiene lugar hoy en Fripozo.

• En los servicios de emergencia mejor preparados del mundo los simulacros son un parte fundamental de su día a día. Incluso en las peores catástrofes se han podido salvar muchas vidas gracias a que alguien había ensayado que hacer, cómo hacerlo, cuándo hacerlo y quién tenía que hacerlo.

• No basta sólo con el compromiso de nuestros bomberos y de las administraciones. Para estar preparados ante las emergencias necesitamos el compromiso de la sociedad civil. En este caso, de las empresas. Fripozo es un ejemplo de excelencia y calidad en la gestión de sus riesgos laborales. Su compromiso es real y, además, efectivo. Real, porque invierte en simulacros como este. Efectivo, porque pone a disposición de nuestros bomberos toda la información necesaria sobre los riesgos de la empresa. Si los bomberos tienen que intervenir en FRIPOZO, lo harán mucho mejor, mucho más rápidamente y de una manera mucho más efectiva, porque saben cómo funciona la empresa por dentro. El compromiso de FRIPOZO es un compromiso con la vida y la salud de sus trabajadores.